Miércoles XV Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 11, 25-27

25 En aquel tiempo Jesús respondió diciendo: “Oh, Padre, Señor del cielo y de la tierra, te agradezco porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a las personas sin educación. 26 Sí, Padre, porque así tú lo has querido”.

27 “Mi Padre me ha dado todas las cosas. Nadie conoce quién es el Hijo, excepto el Padre, y nadie conoce quién es el Padre, excepto el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Martes XV Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según 

San Mateo 11,20-24

20 Entonces Jesús comenzó a acusar a las ciudades donde había hecho muchos milagros, porque sus residentes no se habían arrepentido, diciendo:

21 “¡Ay de ti, ciudad de Corazín! ¡Ay de ti, ciudad de Betsaida! Porque si los milagros que se hicieron entre ustedes se hubieran hecho en las ciudades de Tiro y Sidón, sus habitantes ya se habrían arrepentido, cubiertos con ropas ásperas y ceniza. 22 Porque les digo que, en el día del juicio, Dios tendrá más piedad por Tiro y Sidón que por ustedes, Corazín y Betsaida. 23 Y tú, ciudad de Cafarnaúm, ¿serás exaltada hasta el cielo? Serás hundida hasta el mundo de los muertos, porque, si los milagros que se realizaron en ti se hubieran realizado en la ciudad de Sodoma, todavía ésta existiría hoy. 24 Pero les digo que, en el día del juicio, Dios tendrá más piedad de Sodoma que de ti, Cafarnaúm”.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Lunes XV Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 10, 34-42. 11,1

34 “No piensen que vine para traer la paz al mundo. No vine para traer paz, sino la espada.

35 Vine para poner al hijo contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra. 36 Y así, los peores enemigos de una persona serán sus propios parientes”.

37 “Quien ama al padre o a la madre más que a mí, no es digno de mí. Quien ama a su hijo o hija más que a mí, no es digno de mí. 38 Quien no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí”.

39 El que haya encontrado su vida, la perderá, pero el que la pierda a causa de mí, la encontrará”.

40 “El que los recibe a ustedes, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, recibe al que me ha enviado. 41 El que recibe a un profeta, tendrá una recompensa de profeta, y quien recibe a una persona justa por ser justa, tendrá una recompensa de persona justa. 42 Quien dé a beber un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños por ser discípulo mío, ciertamente les digo que no se quedará sin recompensa”.

1 Cuando Jesús terminó de dar estas instrucciones a sus doce discípulos, dejó ese lugar y fue a enseñar y anunciar su mensaje en las ciudades cercanas.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Domingo XV Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Lucas 10, 25-37

25 Se levantó un maestro de la Ley y, queriendo ponerlo a prueba, le preguntó a Jesús:

“Maestro, ¿qué debo hacer para lograr la vida eterna?”

26 Jesús le respondió:

“¿Qué está escrito en la Ley? ¿Cómo entiendes lo que dice?

27 El hombre le respondió:

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo” (Deut 6:5; Lev 19:18).

28 Jesús le dijo: “¡Tu respuesta es correcta! Haz esto y vivirás”.

29 Pero el Maestro de la Ley, queriendo justificarse, le preguntó a Jesús: “¿Pero quién es mi prójimo?”

30 Jesús respondió así:

“Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y en el camino, unos ladrones lo asaltaron, le quitaron la ropa, lo golpearon y lo dejaron casi muerto. 31 Resulta que un sacerdote iba por ese mismo camino. Cuando vio al hombre, pasó de largo. 32 También pasó un levita por el lugar. Llegó cerca de él, y al verlo, pasó de largo. 33 Pero un samaritano que viajaba en esa dirección llegó cerca de él. Al verlo, sintió compasión. 34 Entonces acercándose a él, le limpió las heridas con aceite y vino, y luego se las vendó. Después de eso, el samaritano lo puso en su propio animal y lo llevó a una pensión, donde lo cuidó. 35 Al día siguiente, le entregó dos monedas de plata al dueño de la pensión, diciéndole: “Cuídalo y cuando regrese pagaré todo lo que gastes de más”.

36 “En tu opinión, ¿cuál de estos tres te parece haber sido el prójimo de aquel que cayó en manos de los ladrones?

37 El maestro de la Ley le dijo: “El que tuvo compasión de él”. Entonces Jesús le dijo: “Ve y haz tú lo mismo”.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Sábado XIV Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 10, 24-33

24 “Ningún alumno es más importante que su maestro, y ningún esclavo es más importante que su señor. 25 Por tanto, el alumno debe estar satisfecho de ser como su maestro, y el esclavo como su señor. Si al padre de familia llaman Beelzebul, cuanto más las personas de esa familia recibirán nombres peores”.

26 “Así que no tengan miedo de nadie, porque todo lo que está cubierto será descubierto; y todo lo que está oculto se sabrá. 27 Lo que les digo en la oscuridad repítanlo a la luz del día; y lo que han escuchado en secreto, anúncienlo abiertamente. 28 No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman más bien a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno. 29 ¿No es cierto que dos pajarillos se venden por unas pocas monedas? Pero ninguno de ellos cae al suelo sin que su Padre lo permita. 30 Incluso los mechones de sus cabellos están todos numerados. 31 Por lo tanto, no tengan miedo, porque ustedes valen más que muchos pajarillos”.

32 “Si una persona afirma públicamente que me pertenece, yo también afirmaré ante mi Padre celestial que él me pertenece. 33 Pero si una persona me niega públicamente, yo también lo negaré ante mi Padre celestial”.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Viernes XIV Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 10, 16-23

16 “En este momento, yo los envío como ovejas en medio de lobos. Sean tan astutos como las serpientes y sin maldad como las palomas. 17 Tengan cuidado, porque serán arrestados, llevados a los tribunales y azotados en las sinagogas de ellos. 18 Ustedes serán llevados ante los gobernantes y reyes para ser juzgados a causa mía y serán mis testigos ante ellos y ante los paganos. 19 Al momento de entregarlos, no se preocupen por lo que deban decir o cómo hablarán, porque cuando llegue el momento, les será dado lo que han de hablar. 20 Porque no son ustedes los que hablan, sino el Espíritu de su Padre habla a través de ustedes”.

21 “El hermano entregará a su propio hermano para que lo maten, y el padre entregará a su hijo. Los hijos se enfrentarán a sus padres y los matarán. 22 Ustedes serán odiados por ser mis seguidores. Pero quien se mantenga firme hasta el final se salvará. 23 Cuando sean perseguidos en una ciudad, huyan a otra, porque ciertamente les digo que no terminarán de recorrer todas las ciudades de Israel hasta que venga el Hijo del Hombre”.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Jueves XIV Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 10, 7-15

7 Vayan y anuncien esto: ‘El Reino de los Cielos está cerca’. 8 Curen a los enfermos, limpien a los leprosos, resuciten a los muertos y expulsen a los demonios. Lo que han recibido sin pagar, lo deben dar sin pagar. 9 No lleven monedas de oro, plata o cobre en su cinturón. 10 En este viaje, no lleven una bolsa, ni una túnica extra, ni sandalias, ni bastón para sostenerse, porque el trabajador tiene derecho a recibir lo que necesita para vivir”.

11 “Al ingresar a una ciudad o pueblo, busquen a alguien que quiera recibirlos y quédense en la casa de esa persona hasta que salgan de ese lugar. 12 Cuando entren en una casa, salúdenla. 13 Si la gente de esa casa se lo merece, el saludo de paz estará con ellos. Pero, si no los reciben bien, la paz se regresará a ustedes. 14 Y si en cualquier casa o ciudad la gente no los recibe, ni los oye, abandonen ese lugar, y sacúdanse el polvo de los pies. 15 Ciertamente les digo que en el día del juicio, el castigo será más tolerable para las ciudades de Sodoma y Gomorra que para esa ciudad”.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Miércoles XIV Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 10, 1-7

1 Jesús llamó a sus doce discípulos y les dio la autoridad para expulsar espíritus malignos y sanar todas las dolencias y enfermedades graves. 2 Estos son los nombres de los doce apóstoles: primero, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Jacobo, hijo de Zebedeo, y su hermano Juan; 3 Filipe, Bartolomeo, Tomás, Mateo, el recaudador de impuestos; Jacobo, el hijo de Alfeo, Tadeo, 4 Simón, el nacionalista y Judas Iscariote, quien traicionó a Jesús.

5 Jesús envió a estos doce, dándoles las siguientes instrucciones: “No vayan a lugares donde viven los paganos, ni entren a las ciudades de samaritanos. 6 Por el contrario, busquen las ovejas perdidas del pueblo de Israel. 7 Vayan y anuncien esto: ‘El Reino de los Cielos está cerca’.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Martes XIV Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 9, 32-38

32 Cuando aquellos se fueron, sucedió que algunas personas trajeron a Jesús un mudo endemoniado, 33 y tan pronto como el demonio fue expulsado, el mudo comenzó a hablar. Las multitudes quedaron asombradas y dijeron: “¡Nunca hemos visto algo así en Israel!”.

34 Pero los fariseos decían: “Por medio del príncipe de los demonios puede expulsar a los demonios”.

35 Jesús visitaba todas las ciudades y pueblos, enseñando en sus sinagogas, predicando la buena noticia del Reino y curando todo tipo de enfermedad y toda debilidad. 36 Cuando Jesús vio a las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban afligidas y abandonadas como ovejas que no tienen un pastor.

37 Entonces dijo a los discípulos: “La cosecha es muy grande, pero los trabajadores son pocos; 38 por eso, pídanle al dueño de la plantación que envíe trabajadores a su cosecha”.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Lunes XIV Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 9, 18-26

18 Mientras Jesús hablaba con la gente, un líder religioso se le acercó, se arrodilló y le dijo: “¡Mi hija murió en este momento! Ven y pon tus manos sobre ella para que pueda vivir de nuevo”. 19 Entonces Jesús, levantándose, fue con él, y también sus discípulos.

20 Y sucedió que una mujer que había estado sangrando durante doce años se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto, 21 porque ella se decía a sí misma: “Si solo toco su ropa, seré curada”.

22 Jesús, girándose y viendo a la mujer, le dijo: “¡Ánimo, hija! Tu fe te ha salvado”; y la mujer fue sanada en esa hora.

23 Luego Jesús llegó a la casa del jefe religioso y cuando vio a los que tocaban música funeraria y a la multitud que hacía bullicio, 24 les dijo: “¡Salgan de aquí! La niña no ha muerto, está durmiendo”. Entonces comenzaron a burlarse de Él. 25 Tan pronto como salió la multitud, Jesús entró en la habitación donde estaba la niña, la tomó de la mano y ella se levantó. 26 Esta noticia se extendió por toda la región.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»