Ciclo litúrgico C de la Iglesia Cristiana Católica

Viernes después de la Epifanía del Señor Ciclo C

Evangelio según 

San Lucas 5, 12-16

12 Jesús estuvo una vez en una de las ciudades donde había un hombre cubierto de lepra. Cuando vio a Jesús, el leproso se arrodilló ante Él, apoyó la cara en el suelo y le rogó diciendo: “Señor, si quieres puedes curarme”.

13 Jesús, entonces, extendió la mano, lo tocó diciendo: “Sí, quiero. Estas curado”. La lepra desapareció de él inmediatamente. 14 Entonces Jesús le ordenó que no se lo dijera a nadie, diciéndole: “Ve, muéstrate al sacerdote y da una ofrenda por tu purificación según lo mandó Moisés para que les sirva de testimonio para ellos”.

15 Pero su fama se extendía aún más, y muchas personas venían a escucharlo y ser sanadas de sus enfermedades. 16 Pero Jesús se retiraba a lugares desiertos y oraba.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Jueves después de la Epifanía del Señor Ciclo C

Evangelio según

San Lucas 4, 14-22

14 Jesús regresó a la región de Galilea, en el poder del Espíritu Santo y se hablaba de Él por toda esa región.

15 Él enseñaba en las sinagogas de ellos y era alabado por todos.

16 Jesús fue a la ciudad de Nazaret, donde había crecido, y el sábado, según su costumbre, fue a la sinagoga y se levantó para leer. 17 Le dieron el libro del profeta Isaías, y abriendo el libro, encontró el lugar donde estaba escrito:

18 “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para traer la buena noticia a los pobres y me envió a anunciar la libertad a los prisioneros, la vista a los ciegos, para liberar a los oprimidos 19 y anunciar que ha llegado el año favorable del Señor” (Isa 61:1-2; 58:6).

20 Jesús cerró el libro, se lo entregó al ayudante de la sinagoga y se sentó. Todas las personas allí estaban mirando a Jesús sin apartar la vista sobre Él. 21 Entonces comenzó a decirles: “Hoy se ha cumplido esta Escritura en sus oídos”.

22 Todos hablaban bien de Jesús y se maravillaban de las palabras llenas de gracia que salían de su boca, y decían: “¿No es éste el hijo de José?”

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Miércoles después de la Epifanía del Señor Ciclo C

Evangelio según

San Marcos 6, 45-52

45 Poco después, Jesús ordenó a los discípulos que se subieran a la barca y se fueran a la aldea de Betsaida en el otro lado del lago mientras despedía a la gente. 46 Después de despedirse de los discípulos, Jesús subió a una montaña para rezar allí. 47 Cuando llegó la noche, la barca estaba en medio del lago, y Jesús estaba solo en tierra. 48 Vio que los discípulos remaban con fatiga porque el viento soplaba contra ellos y, en la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el agua, ya que quería pasar delante de ellos.

49 Cuando lo vieron caminando sobre el agua, los discípulos pensaron que era un fantasma y comenzaron a gritar. 50 Todos estaban aterrorizados de lo que vieron. Pero inmediatamente Jesús les habló, diciendo: “¡Ánimo, soy yo! ¡No tengan miedo!”

51 Luego se metió en la barca con ellos y el viento se calmó. Los discípulos estaban completamente atemorizados. 52 Porque sus mentes estaban cerradas, y no habían entendido el milagro de los panes.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Martes después de la Epifanía del Señor Ciclo C

Evangelio según

San Marcos 6, 34-44

34 Cuando Jesús bajó de la barca, vio a la multitud y se compadeció de ellos porque parecían ovejas sin pastor. Y comenzó a enseñar muchas cosas.

35 Al atardecer, los discípulos se acercaron a Jesús y le dijeron: “Es tarde, y este lugar está desierto. 36 Despide a estas personas para que vayan a los lugares y aldeas cercanas y compren algo de comer”.

37 Pero Jesús les respondió: “Ustedes, denles de comer”. Ellos le dijeron: “¿Para comprar pan para todas estas personas, necesitaríamos el salario de más de seis meses?”.

38 Jesús les preguntó: “¿Cuántos panes tienen? Vayan y vean”. Los discípulos al enterarse, le dijeron: “Tenemos cinco panes y dos peces”.

39 Entonces Él mandó a las personas que se sentaran en grupos sobre la hierba verde. 40 Todos se sentaron en grupos de cien y de cincuenta. 41 Luego Jesús tomó los cinco panes y los dos peces, miró al cielo, partió los panes y se los iba dando a los discípulos para que los repartieran entre la gente. Y de igual forma repartió los dos peces entre todos. 42 Todos comieron y quedaron satisfechos. 43 Reunieron doce canastas llenas de trozos de pan y de pescado. 44 Los que comieron los panes eran cinco mil hombres.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVNGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Primer día después de la Epifanía del Señor Ciclo C

Evangelio según 

San Mateo 4, 12-17, 23-25

12 Cuando Jesús supo que Juan había sido arrestado, fue a la región de Galilea. 13 No se quedó en Nazaret, sino que se fue a vivir a la ciudad de Cafarnaúm, junto al lago de Galilea, en las regiones de Zabulón y Neftalí. 14 Esto sucedió para que se cumpliese lo que el profeta Isaías había dicho:

15 “Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del río Jordán, ¡Galilea, donde viven los paganos! 16 El pueblo que vivía en la oscuridad vio una gran luz; para aquellos que permanecían en la oscura región de la muerte, una luz amaneció para ellos” (Isa 9:1.2)

17 Desde entonces, Jesús comenzó a predicar y a decir: “¡Conviértanse porque el Reino de los Cielos está cerca!”

23 Jesús caminaba por Galilea, enseñando en las sinagogas, predicando la buena noticia del reino y sanando las enfermedades y dolencias de la gente. 24 Su fama se extendió por toda Siria, por eso le traían personas que sufrían diversas enfermedades y todo tipo de males, es decir, endemoniados, epilépticos y paralíticos, y Él los curaba. 25 Lo seguían grandes multitudes de Galilea, de la Decápolis, región de las Diez Ciudades, de Jerusalén, de Judea y de las regiones al este del río Jordán.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»