Ciclo litúrgico C de la Iglesia Cristiana Católica

Jueves XIII Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 9, 1-8

1 Jesús subiéndose en una barca, regresó a la otra orilla del lago y llegó a su ciudad. 2 Luego, algunas personas trajeron a un paralítico tendido en una camilla. Jesús viendo la fe de ellos, le dijo al paralítico: “¡Ánimo, hijo! Tus pecados son perdonados”.

3 Entonces algunos maestros de la Ley comenzaron a decir entre sí: “Este hombre está blasfemando”.

4 Pero Jesús sabía lo que estaban pensando y dijo: “¿Por qué están pensando en estas cosas malas?” 5 “¿Qué es más fácil, decir: ‘Tus pecados te son perdonados’, o, ‘Levántate y camina’? 6 Pues para que sepan que el Hijo del Hombre tiene autoridad  en la tierra para perdonar pecados”, le dijo al paralítico: “Levántate, toma tu camilla y vete a casa”.

7 El hombre se levantó y se fue a su casa. 8 Las multitudes, viendo esto, tuvieron miedo y alabaron a Dios por haber dado este poder a los seres humanos.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Miércoles XIII Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 16, 13-19

13 Jesús fue a la región de Cesarea de Filipo y allí preguntó a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?”

14 Ellos le respondieron: “Algunos dicen que eres Juan el Bautista; otros, que eres Elías, y otros, que eres Jeremías o uno de los profetas”.

15 Él les dijo: “¿Y ustedes? ¿Quién dicen que soy?”

16 Simón Pedro respondió: “Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente”.

17 Jesús le dijo: “Simón, hijo de Jonás, dichoso tú, porque esta verdad no te fue revelada por ningún ser humano, sino de mi Padre, que está en el cielo. 18 Por tanto, yo te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y los poderes de la muerte no podrán vencerla. 19 Te daré las llaves del Reino de los Cielos; lo que prohíbas en la tierra estará prohibido en el Cielo, y lo que permitas en la tierra estará permitido en el Cielo”.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼»REFLEXIÓN»

Martes XIII Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 8, 23-27

23 Jesús se subió a una barca y sus discípulos fueron con Él. 24 De repente, una gran tormenta agitó el lago, de modo que las olas comenzaron a cubrir la barca, pero Jesús estaba durmiendo. 25 Los discípulos viniendo hacia Él, lo despertaron, diciendo: “¡Sálvanos Señor que moriremos!”

26 Él les dijo: “¿Por qué tienen tanto miedo? ¡Hombres de poca fe!” Se levantó, habló con fuerza al viento y a las olas, y todo estuvo en calma. 27 Los hombres se asombraron, diciendo: “¿Qué clase de hombre es éste que incluso el viento y las olas le obedecen?”

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR 

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Lunes XIII Semana Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Mateo 8, 18-22

18 Jesús vio a la multitud que lo rodeaba y envió a sus discípulos al otro lado del lago. 19 Entonces un doctor de la Ley vino hacia Él y le dijo: “Maestro, quiero seguirte donde sea que vayas”.

20 Jesús respondió: “Las zorras tienen sus guaridas y los pájaros sus nidos. Pero el Hijo del Hombre no tiene donde descansar su cabeza”.

21 Otro de sus discípulos, le dijo: “Señor, primero déjame regresar y enterrar a mi padre”. 22 Pero Jesús le dijo: “Ven conmigo y deja que los muertos entierren a sus muertos”.

TRADUCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»

Domingo XIII Tiempo Ordinario Ciclo C

Evangelio según

San Lucas 9, 51-62

51 Sucedió que se acercaba el día de la ascensión de Jesús, entonces Él decidió con determinación ir a Jerusalén. 52 Envió algunos mensajeros delante de Él, quienes fueron y entraron en un pueblo de la región de Samaria para prepararle un lugar; 53 pero los samaritanos allí no querían recibirlo porque vieron que Él iba a Jerusalén. 54 Cuando vieron esto, sus discípulos Jacobo y Juan le dijeron: “¿Quieres que enviemos fuego desde el cielo para que los destruya?

55 Pero Jesús, volviéndose hacia ellos, los reprendió, 56 y se fueron a otra aldea.

57 Cuando ellos iban por el camino, un hombre le dijo a Jesús:

“Estoy listo para seguirte a donde sea que vayas”.

58 Entonces Jesús le dijo:

“Los zorros tienen sus cuevas, y los pájaros del cielo tienen nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde descansar la cabeza”.

59 Luego dijo a otro: “Sígueme”.

Pero él le respondió: “Señor, primero déjame ir a enterrar a mi padre”.

60 Jesús le dijo: “Deja que los muertos entierren a sus muertos, pero tú ve y anuncia el Reino de Dios”.

61 Otra persona también le dijo: “Te seguiré, Señor, pero primero déjame ir para despedirme de mi familia”.

62 Pero Jesús le respondió: “Quien comienza a arar la tierra y sigue mirando hacia atrás no sirve al Reino de Dios”.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼«REFLEXIÓN»