Lunes IV Semana de Adviento Ciclo A

Ver calendario
2022-12-19 Todo el día

Evangelio según

San Lucas 1, 5-25

5 Cuando Herodes era rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, que era del grupo sacerdotal de Abías. Su esposa era de las hijas de Aarón, una familia sacerdotal, y se llamaba Isabel. 6 Ellos dos eran justos delante de Dios y vivían correctamente, obedeciendo fielmente todas las leyes y mandamientos del Señor; 7 pero no tenían hijos porque Isabel no podía y ambos eran muy viejos.

8 Sucedió que cuando Zacarías estaba haciendo su servicio sacerdotal delante de Dios, de acuerdo al turno de su clase sacerdotal. 9 Según la costumbre del sacerdocio, había sido elegido por sorteo para entrar en el Templo del Señor y quemar el incienso. 10 Durante la hora del incienso, la gente estando afuera rezaba. 11 Entonces apareció un ángel del Señor delante de Zacarías, de pie en el lado derecho del altar del incienso. 12 Cuando Zacarías lo vio, el miedo se apoderó de él, 13 pero el ángel le dijo:

“No tengas miedo, Zacarías, ¡porque Dios escuchó tu oración! Tu esposa, Isabel, dará a luz un hijo, y lo llamarás Juan. 14 Tendrás alegría y felicidad y muchas personas se alegrarán de su nacimiento, 15 porque él será grande delante del Señor. No debe beber nunca vino ni licor, porque será lleno del Espíritu Santo ya desde el vientre de su madre 16 y hará que muchos israelitas vuelvan al Señor, su Dios. 17 Él irá delante del Señor con el espíritu y el poder de Elías para hacer que los padres vuelvan sus corazones a los hijos, y las personas desobedientes a la prudencia de los justos, con el fin de preparar para el Señor un pueblo dispuesto”.

18 Entonces Zacarías le preguntó al ángel:

“¿Cómo puedo saber que esto es cierto? Porque yo soy viejo y mi esposa también lo es”.

19 El ángel respondió:

“Yo soy Gabriel, el que está delante de Dios, y he sido enviado a hablar contigo para darte estas buenas noticias. 20 Pero ahora, como no has creído en mis palabras, quedarás mudo e incapaz de hablar hasta el día en que se realice esto, que se cumplirá en su tiempo”.

21 Mientras tanto, la gente estaba esperando a Zacarías, y todos estaban extrañados de que él pasara tanto tiempo en el Templo. 22 Cuando Zacarías salió, no les podía hablar, entonces se dieron cuenta de que había tenido una visión en el Templo. Incapaz de hablar, él se comunicaba con ellos por medio de señas.

23 Cuando terminaron los días de servicio en el Templo, Zacarías regresó a casa, 24 y poco después, su esposa Isabel quedó embarazada y no salió de la casa durante cinco meses. Ella decía:

25 “Así ha obrado el Señor conmigo en los días en que se dignó a mirarme para quitar mi vergüenza entre las personas”.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

Comparte