Primer día después de la Epifanía del Señor Ciclo B

Ver calendario
2021-01-07 Todo el día

Evangelio según

San Mateo 4, 12-17.23-25

12 Cuando Jesús supo que Juan había sido arrestado, fue a la región de Galilea. 13 No se quedó en Nazaret, sino que se fue a vivir a la ciudad de Cafarnaúm, junto al lago de Galilea, en las regiones de Zabulón y Neftalí. 14 Esto sucedió para que se cumpliese lo que el profeta Isaías había dicho:

15 “Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del río Jordán, ¡Galilea, donde viven los paganos! 16 El pueblo que vivía en la oscuridad vio una gran luz; para aquellos que permanecían en la oscura región de la muerte, una luz amaneció para ellos” (Isa 9:1.2)

17 Desde entonces, Jesús comenzó a predicar y a decir: “¡Conviértanse porque el Reino de los Cielos está cerca!”

18 Jesús estaba caminando por el lago de Galilea cuando vio a dos hermanos: Simón, también llamado Pedro y Andrés, su hermano. Estaban echando las redes en el lago porque eran pescadores. 19 Jesús les dijo: “Síganme y los haré pescadores de personas”. 20 De inmediato dejaron las redes y lo siguieron.

21 Un poco más adelante, Jesús vio a otros dos hermanos: Santiago (Jacobo), el hijo de Zebedeo, y Juan, su hermano, estando en la barca con su padre, Zebedeo, arreglando sus redes. Jesús los llamó. 22 De inmediato, dejaron la barca y a su padre, y lo siguieron.

23 Jesús caminaba por Galilea, enseñando en las sinagogas, predicando la buena noticia del reino y sanando las enfermedades y dolencias de la gente. 24 Su fama se extendió por toda Siria, por eso le traían personas que sufrían diversas enfermedades y todo tipo de males, es decir, endemoniados, epilépticos y paralíticos, y Él los curaba. 25 Lo seguían grandes multitudes de Galilea, de la Decápolis, región de las Diez Ciudades, de Jerusalén, de Judea y de las regiones al este del río Jordán.

12 Cuando Jesús supo que Juan había sido arrestado, fue a la región de Galilea. 13 No se quedó en Nazaret, sino que se fue a vivir a la ciudad de Cafarnaúm, junto al lago de Galilea, en las regiones de Zabulón y Neftalí. 14 Esto sucedió para que se cumpliese lo que el profeta Isaías había dicho:

15 “Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del río Jordán, ¡Galilea, donde viven los paganos! 16 El pueblo que vivía en la oscuridad vio una gran luz; para aquellos que permanecían en la oscura región de la muerte, una luz amaneció para ellos” (Isa 9:1.2)

17 Desde entonces, Jesús comenzó a predicar y a decir: “¡Conviértanse porque el Reino de los Cielos está cerca!”

18 Jesús estaba caminando por el lago de Galilea cuando vio a dos hermanos: Simón, también llamado Pedro y Andrés, su hermano. Estaban echando las redes en el lago porque eran pescadores. 19 Jesús les dijo: “Síganme y los haré pescadores de personas”. 20 De inmediato dejaron las redes y lo siguieron.

21 Un poco más adelante, Jesús vio a otros dos hermanos: Santiago (Jacobo), el hijo de Zebedeo, y Juan, su hermano, estando en la barca con su padre, Zebedeo, arreglando sus redes. Jesús los llamó. 22 De inmediato, dejaron la barca y a su padre, y lo siguieron.

23 Jesús caminaba por Galilea, enseñando en las sinagogas, predicando la buena noticia del reino y sanando las enfermedades y dolencias de la gente. 24 Su fama se extendió por toda Siria, por eso le traían personas que sufrían diversas enfermedades y todo tipo de males, es decir, endemoniados, epilépticos y paralíticos, y Él los curaba. 25 Lo seguían grandes multitudes de Galilea, de la Decápolis, región de las Diez Ciudades, de Jerusalén, de Judea y de las regiones al este del río Jordán.

TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

Clic en ?? "REFLEXIÓN"

Próximos eventos relacionados

  • 2024-06-16 Todo el día

    Evangelio según

    San Marcos 4, 26-34

    26 Jesús seguía diciendo: “El Reino de Dios es como un hombre que sembró la semilla en la tierra. 27 Ya sea que esté despierto o dormido, la semilla brota y crece sin que él sepa cómo sucede. 28 Es la tierra misma la que produce sus frutos: primero aparece la planta, luego la espiga y luego los granos que llenan la espiga. 29 Cuando las espigas están maduras, el hombre comienza a cortarlas con el cuchillo, porque ha llegado el momento de la cosecha”.

    30 También decía: “¿Con qué podemos comparar el Reino de Dios? ¿Qué parábola podemos usar para esto? 31 Es como una semilla de mostaza, que es la más pequeña de todas las semillas. 32 Pero después de ser sembrada, crece mucho hasta que es la más grande de todas las plantas, y sus ramas son tan grandes que las aves hacen nidos bajo su sombra”.

    33 Usando muchas parábolas como éstas, Jesús le hablaba a la gente de una manera que ellos podían entender. 34 Él sólo les hablaba en parábolas, pero en privado les explicaba todo a los discípulos.

    TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

    Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

  • 2024-06-17 Todo el día

    Evangelio según

    San Mateo 5, 38-42

    38 Han escuchado que se dijo: “Ojo por ojo y diente por diente” (Ex 21:24; Lv 24:20; Deut 19:21). 39 Pero yo les digo que no se venguen de los que les hacen daño. Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, ofrécele también la otra. 40 Si alguien te lleva a juicio para quitarte la camisa, deja que también tome la capa. 41 Si uno te obliga a llevar una carga un kilómetro, llévala dos kilómetros. 42 Al que te pida, dale; y al que te pida prestado, no lo rechaces.

    TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

    Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

  • 2024-06-18 Todo el día

    Evangelio según

    San Mateo 5, 43-48

    43 Han escuchado que se dijo: “Ama a tu prójimo y odia a tus enemigos” (Lv 19:18). 44 Pero yo les digo: amen a sus enemigos y recen por quienes los persiguen, 45 para que puedan convertirse en hijos de su Padre que está en los cielos. Porque Él hace brillar el sol sobre los malos y los buenos, y hace llover tanto sobre los justos e injustos. 46 Porque si aman solo a los que los aman, ¿qué recompensa recibirán? ¡También los cobradores de impuestos hacen lo mismo! 47 Si solo saludan a sus hermanos, ¿qué están haciendo de más? ¡También los paganos hacen lo mismo! 48 Por tanto, sean perfectos, así como su Padre en los cielos es perfecto”.

    TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

    Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

  • 2024-06-19 Todo el día

    Evangelio según

    San Mateo 6, 1-6. 16-18

    1 “Tengan cuidado de no hacer su justicia en público para ser vistos por otros. Si lo hacen, no recibirán ninguna recompensa de su Padre en los cielos.

    2 Cuando des limosna, no digas lo que has hecho, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles. Hacen esto para ser felicitados por otros. En verdad les digo que ya han recibido su recompensa. 3 Pero cuando des limosna a alguien, que tu mano izquierda no se entere de lo que hace la derecha, 4 de esta manera tu limosna estará en secreto, y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará la recompensa.

    5 Cuando oren, no sean como los hipócritas que les gusta rezar de pie en las sinagogas y las esquinas de las calles para ser vistos por otros. En verdad les digo que ya han recibido su recompensa. 6 Pero cuando ores, ve a tu habitación, cierra la puerta y reza a tu Padre que está en lo secreto, y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará la recompensa.

    16 Cuando ayunen, no hagan una cara triste como lo hacen los hipócritas, porque lo hacen para que todos sepan que están ayunando. Ciertamente les digo que ya han recibido su recompensa. 17 Pero cuando tú ayunes, lávate la cara y peina tu cabello 18 para que otros no sepan que estás ayunando, sino solo tu Padre que está en lo secreto sabrá que estás ayunando, y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará la recompensa

    TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

    Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

  • 2024-06-20 Todo el día

    Evangelio según

    San Mateo 6, 7-15

    7 Cuando estén orando, no digan palabras repetidas sin sentido, como hacen los paganos, porque ellos piensan que serán escuchados por su palabrería. 8 No sean como ellos, porque antes de pedir, su Padre ya sabe lo que necesitan. 9 Por tanto, ustedes oren así:

    “Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. 10 Venga tu reino, hágase tu voluntad en el cielo como en la tierra. 11 Danos hoy el pan nuestro de cada día. 12 Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a quienes nos ofenden, 13 y no nos dejes entrar en la tentación, sino líbranos del mal”.

    14 Porque si perdonan a las personas sus faltas, su Padre, en el cielo, también los perdonará a ustedes. 15 Pero si no perdonan a estas personas, tampoco su Padre perdonará a ustedes sus ofensas.

    TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

    Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

  • 2024-06-21 Todo el día

    Evangelio según

    San Mateo 6, 19-23

    19 No amontonen para ustedes riquezas aquí en la tierra, donde las polillas y el óxido las destruyen, y donde los ladrones entran y roban. 20 En cambio, amontonen riquezas en el cielo, donde las polillas y el óxido no pueden destruirlas, y los ladrones no pueden entrar y robarlas. 21 Porque donde estén tus riquezas, allí estará tu corazón.

    22 El ojo es como una lámpara para el cuerpo y si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo está lleno de luz. 23 Pero si tu ojo está malo, tu cuerpo estará lleno de oscuridad. Entonces, si la luz en ti se convierte en oscuridad, ¡qué terrible será esa oscuridad!

    TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

    Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

  • 2024-06-22 Todo el día

    Evangelio según

    San Mateo 6, 24-34

    24 Un esclavo no puede servir a dos amos al mismo tiempo, porque rechazará a uno y preferirá al otro, o será fiel a uno y despreciará al otro. No pueden servir a Dios y también servir al dinero.

    25 Por eso les digo: “no se intranquilicen por la vida de ustedes: por la comida y la bebida que necesitan para vivir o la ropa que necesitan para vestirse. Después de todo, ¿la vida no es más importante que la comida y el cuerpo no es más importante que la ropa? 26 Miren las aves del cielo que no siembran, no cosechan, ni almacenan alimentos, y sin embargo, su Padre celestial las alimenta. ¿Acaso, no valen ustedes mucho más que los pájaros? 27 O ¿quién de ustedes puede alargar su vida, sin importar cuánto se preocupen por eso?

    28 ¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo: no trabajan ni hacen ropa para sí mismos. 29 Pero les digo que ni siquiera Salomón, que era tan rico, vestía ropas tan hermosas como estas flores.

    30 Si la hierba del campo que hoy está y mañana se echa al horno, Dios la viste de esta manera, entonces, por supuesto, Él también hará mucho más por ustedes, que tienen tan poca fe. 31 Así que no se preocupen, preguntando: “¿Qué vamos a comer?” O “¿Qué vamos a beber?” O “¿Qué ropa vestiremos?” 32 Porque los paganos siempre buscan estas cosas. Su Padre en el cielo sabe que necesitan todas estas cosas. 33 Por tanto, busquen primero el reino de Dios y su justicia, y Él les dará todas estas cosas. 34 Así que no se preocupen por el día de mañana, porque mañana traerá sus propias preocupaciones. Cada día tiene sus propias dificultades”.

    TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

    Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

  • 2024-06-23 Todo el día

    Evangelio según

    San Marcos 4, 35-41

    35 Ese día por la tarde, les dijo: “Vamos al otro lado del lago”.

    36 Entonces dejaron allí a la gente, subieron a la barca en la que estaba Jesús y se fueron con Él, mientras otras barcas lo acompañaban. 37 De repente, un viento muy fuerte comenzó a soplar, y las olas chocaron con tanta fuerza sobre la barca que ya se estaba llenando de agua. 38 Jesús estaba durmiendo en la parte de atrás de la barca con la cabeza sobre una almohada. Entonces los discípulos lo despertaron y le dijeron: “¡Maestro! ¿No te importa que muramos?”

    39 En ese momento se levantó, habló con fuerza al viento y dijo al lago: “¡Silencio! ¡Quédate quieto!” El viento se detuvo y todo estuvo en calma. 40 Luego les dijo: “¿Por qué tienen tanto miedo? ¿Todavía no tienen fe?”

    41 Los discípulos tuvieron mucho miedo y se decían unos a otros: “¿Quién es este hombre que hasta el viento y el lago le obedecen?”

    TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

    Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

  • 2024-06-24 Todo el día

    Evangelio según

    San Lucas 1, 57-66. 80

    57 Llegó el momento para que Isabel tuviera el hijo, y ella dio a luz a un niño. 58 Los vecinos y familiares se enteraron que Dios había sido tan bueno y misericordioso con Isabel, y todos se alegraron con ella. 59 Al octavo día, vinieron a circuncidar al niño y quisieron darle el nombre de su padre, Zacarías. 60 Pero su madre dijo: “No. Será llamado Juan”.

    61 Entonces le dijeron: “¡Pero no tienes a nadie en tu familia con ese nombre!”

    62 Luego le hicieron señas al padre, preguntándole qué nombre quería ponerle al niño. 63 Zacarías pidiendo una tabla, escribió: “Su nombre es Juan”. Y todos estaban muy asombrados. 64 En ese momento Zacarías pudo hablar nuevamente y comenzó a bendecir a Dios. 65 Los vecinos tenían mucho miedo y todas estas cosas se comentaban por toda la región montañosa de Judá. 66 Todos los que escuchaban estas cosas, las guardaban en su corazón, diciendo: “¿Qué será ese niño? Porque, verdaderamente el poder del Señor estaba con él”.

    80 El niño crecía y se fortalecía en espíritu, y vivía en el desierto hasta el día en que apareció ante el pueblo de Israel.

    TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

    Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

  • 2024-06-25 Todo el día

    Evangelio según

    San Mateo 7, 6. 12-14

    6 No les den a los perros lo que es sagrado, porque se volverán contra ustedes y los atacarán; no arrojen sus perlas a los cerdos, ya que las pisotearán.

    12 Por eso, hagan a los demás lo que quieren que les hagan a ustedes, porque eso es lo que significa la Ley y las enseñanzas de los Profetas.

    13 Entren por la puerta angosta, porque la puerta ancha y el camino fácil conducen a la destrucción, y hay muchas personas que caminan por ese camino. 14 La puerta angosta y el camino difícil conducen a la vida, y pocas personas lo encuentran.

    TRADUCCIÓN DEL NUEVO EVANGELIZADOR

    Clic en 👉🏼"REFLEXIÓN"

Comparte